Brasil niega haber recibido ninguna petición de registro para la vacuna rusa Sputnik V

El país sudamericano dijo que “hasta el momento” no ha recibido ninguna solicitud formal para registrar la vacuna rusa contra el Covid-19.

11
Sputnik V, vacuna rusa.
Foto: EFE

Brasil afirmó que “hasta el momento” no ha recibido ninguna solicitud de registro para la Sputnik V, la vacuna rusa contra el Covid-19, como aseguran las autoridades de ese país.

“La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria no recibió, hasta el momento, ningún pedido de registro referente a la vacuna Sputnik V”, aseveró el órgano, vinculado al Ministerio de Salud de Brasil, en un comunicado.

Además, la máxima autoridad sanitaria del país sudamericano remarcó que tampoco tiene en su poder ninguna solicitud “formal” para la autorización de los ensayos clínicos de la fórmula rusa en Brasil.

Dos estados brasileños, Paraná (sur) y Bahía (nordeste), firmaron acuerdos para probar la Sputnik V entre sus habitantes, aunque para ello necesitan el aval de Anvisa, algo que aún no se ha producido.

La entidad aclaró que el jueves de esta semana recibió un “e-mail del laboratorio União Química comunicando apenas la presentación de “documentos previos”.

“Los documentos fueron enviados con un pedido para que Anvisa realice un análisis previo, antes de la presentación formal del pedido de pesquisa”, manifestó la entidad.

“Las informaciones enviadas no son un pedido formal de autorización” para inicio de la tercera fase de los test de la vacuna y, en cualquier caso, “no son suficientes” para recibir la aprobación de Anvisa, completó.

En la práctica, la pesquisa “no está autorizada” y esa petición aún no fue realizada por el laboratorio, según las autoridades sanitarias brasileñas.

Incluso, la entidad reveló que en ese correo electrónico União Química “manifestó su interés en realizar una reunión de carácter técnico” con la agencia “antes de pedir formalmente la autorización de la pesquisa clínica para la Sputnik V”.

Brasil contradijo de esta forma un comunicado del Fondo de Inversión Directa de Rusia (FIDR) que afirmaba haber presentado en la víspera todos los documentos necesarios para solicitar el registro del citado fármaco contra el Covid-19.

La vacuna rusa, desarrollada por el Centro de investigaciones epidemiológicas y microbiología Gamaleya, fue registrada en ese país el pasado 11 de agosto.

Basada en adenovirus humanos, se encuentra en la fase III de los ensayos clínicos, en los que participan más de 40,000 voluntarios de Rusia y otros países.

Brasil, con unos 212 millones de habitantes, es el segundo país con mayor número de muertes por Covid-19 en el mundo, con 158,969 decesos registrados, apenas después de Estados Unidos, y el tercero con más contagios al registrar 5 millones 494,376, solo por detrás de EU y la India.

Por la alta incidencia del virus y las dimensiones continentales del país, Brasil se ha convertido en terreno fértil para las farmacéuticas que buscan una vacuna contra la enfermedad.

En el país ya se experimentan las vacunas que desarrollan Johnson & Johnson, el consorcio formado por BioNTech (Alemania) y Wyeth/Pfizer (Estados Unidos), así como las fabricadas por la compañía china Sinovac y la británica AstraZeneca junto con la Universidad de Oxford.

Con información de EFE.

También lee: Rusia solicita registro acelerado a la OMS de la vacuna Sputnik V



En Vivo