El papa Francisco usa cubrebocas por primera vez en servicio público

El sumo pontífice utilizó una mascarilla durante una reunión con otros líderes religiosos para pedir por la paz en el mundo.

20
Papa Francisco
Reuters

El papa Francisco usó cubrebocas por primera vez en un evento público el martes, cuando él y otros líderes religiosos asistieron a un servicio de oración por la paz en todo el mundo.

El líder de la iglesia católica usó una mascarilla blanca durante el servicio en la Basílica de Santa María en Aracoeli en Roma. Anteriormente usaba mascarilla solo en un automóvil que lo llevaba a sus audiencias semanales en el Vaticano.

El Sumo Pontífice había sido objeto de algunas críticas, particularmente en las redes sociales, por no usar mascarilla ante su público general y, a veces, por tener un contacto relativamente cercano con los visitantes.

Francisco, de 83 años, asistió al servicio con otros líderes cristianos en la basílica, incluido el patriarca Bartolomé, líder espiritual de los cristianos ortodoxos.

Al mismo tiempo, en otros lugares de Roma, los judíos rezaban en la sinagoga de la ciudad y los líderes budistas, sij, hindúes y musulmanes también rezaban por la paz.

El evento tuvo lugar cuando el número de personas que dieron positivo por el coronavirus aumentó consistentemente en Italia en las últimas semanas.

También ha habido un aumento relativamente pequeño en el Vaticano, donde cuatro miembros de la Guardia Suiza, el cuerpo de élite que protege al Papa, también dieron positivo por Covid-19.

El evento anual fue iniciado por el difunto Papa Juan Pablo II y la Comunidad Católica de Sant’ Egidio de Roma en 1986. Se redujo este año debido a la pandemia de coronavirus.

El Papa se quitó la mascarilla mientras leía su discurso, al igual que otros líderes cuando hablaron, pero se la volvió a poner cuando terminó su intervención.

Al Papa le extirparon parte de un pulmón durante una enfermedad cuando era joven en su Argentina natal. A veces, respira con dificultad después de subir escalones.

Justin Welby, el arzobispo de Canterbury y líder espiritual de los anglicanos del mundo, debía haber asistido al evento, pero no pudo debido a las restricciones impuestas para frenar la propagación del Covid-19.

Con información de Reuters.

También puedes leer: Líderes religiosos piden unidad ante la pandemia y las guerras



En Vivo