Luisiana se prepara para recibir al huracán Delta

En Luisiana, Estados Unidos, se preparan para el arribo del huracán Delta, el cual se fortalece en el Golfo de México.

11
Luisiana se prepara para recibir al huracán Delta
Foto: Reuters

En Luisiana, Estados Unidos, se preparan para el arribo del huracán Delta, el cual se fortalece en el Golfo de México, parando la producción de petróleo y el cierre de pozos por parte de las empresas energéticas.

La tormenta tropical se encuentra a unos 595 kilómetros al sur de Cameron, Luisiana, con rumbo hacia la costa a 21 kilómetros por hora y vientos que se extienden hasta 200 kilómetros desde el centro de la tormenta, de acuerdo con información del Centro Nacional de Huracanes.

Se prevé que Delta se intensifique mucho más sobre las aguas cálidas del Golfo y que ahí se convierta en un gran huracán con vientos de 185 kilómetros por hora antes de tocar tierra en Luisiana, lo cual se espera que ocurra el viernes por la tarde.

Las empresas petroleras en el Golfo retiraron a sus empleados en 279 instalaciones en alta mar, además de que alejaron 15 plataformas de perforación del curso que mantienen los vientos de Delta. Asimismo, cerraron 1.69 millones de barriles por día (bpd) de crudo (el 92 % del combustible de la región en alta mar), así como 1.670 millones de pies cúbicos por día (casi el 62 % de su producción de gas natural).

Te puede interesar: CFE comienza a restablecer electricidad tras el paso del huracán Delta

Tras los cierres y ante una nueva perspectiva de estímulos económicos, aumentaron los precios de la energía en Estados Unidos. “Va a ser una gran y poderosa tormenta”, indicó el meteorólogo de Weatherbell Analytics, Joe Bastardi.

Delta aterrizará justo al este de Cameron, Luisiana, zona que todavía aún sufre los daños que hicieron los vientos de 240 kilómetros por hora del huracán Laura. En México, Delta golpeó los destinos turísticos en la península de Yucatán, afectando a pobladores y turistas, además de dejar un rastro de árboles caídos y cristales rotos.

Los residentes en las áreas costeras de Luisiana y los que viven fuera del sistema de protección con esclusas fueron invitados a desalojar las zonas. El aviso del huracán es desde la frontera entre Texas y Luisiana hasta Grand Isle, Luisiana.

Todavía hay unas 8,000 personas viviendo en habitaciones de hotel por la devastación provocada por Laura en el suroeste. Cuando Delta toque tierra será la décima tormenta con nombre que impacta a la costa de Estados Unidos, dejando atrás un récord vigente desde 1916.

Con información de Reuters



En Vivo