La UE avala plan para reducir 60% de sus emisiones para 2030

La ley, que contiene el nuevo objetivo de reducción de gases de efecto invernadero, fue aprobada por una amplia mayoría de 231 votos.

3
Cambio climático
Reuters

Los legisladores de la Unión Europea (UE) han respaldado un plan para reducir los gases de efecto invernadero en un 60% para 2030, con respecto a los niveles de 1990, con la esperanza de que los Estados miembros no intenten diluir el objetivo durante las próximas negociaciones.

Los resultados de la votación publicados este jueves 8 de octubre confirman los votos preliminares de principios de esta semana sobre esta ley histórica para hacer que los objetivos climáticos de la UE sean legalmente vinculantes.

La ley, que contiene el nuevo objetivo de reducción de emisiones de la UE para 2030, fue aprobada por una amplia mayoría de 231 votos.

El Parlamento debe ahora acordar el texto final con los 27 países miembros de la UE y solo unos pocos han dicho que apoyarán un objetivo de reducción de emisiones del 60%. Los europarlamentarios quieren evitar que los países lo diluyan por debajo del nivel de reducción de emisiones propuesto por el Ejecutivo de la UE de al menos un 55%

El objetivo actual de la UE para 2030 es de una reducción de emisiones del 40%

El Parlamento también apoyó una propuesta para lanzar un consejo científico independiente para asesorar sobre la política climática -un sistema que ya está en vigor en Reino Unido y Suecia- y un presupuesto para el carbono que establezca las emisiones que la UE podría producir sin frustrar sus compromisos climáticos.

Con impactos relacionados con el clima en toda Europa como olas de calor intensas e incendios forestales, y con los jóvenes saliendo a la calle pidiendo medidas más contundentes, la UE está bajo presión para reforzar sus políticas climáticas.

Grupos que representan a inversores con 62 billones de euros en activos bajo gestión, así como centenares de empresas y ONG, escribieron el jueves a los líderes de la UE instándoles a acordar un objetivo de reducción de las emisiones de al menos el 55% para 2030.

Los científicos dicen que este objetivo, que ha sido propuesto por la Comisión Europea, es el mínimo esfuerzo necesario para dar a la UE una oportunidad realista de alcanzar la neutralidad climática en 2050. La Comisión quiere que el nuevo objetivo para 2030 esté terminado a finales de año.

Sin embargo, la ley climática requerirá del compromiso de los países miembros. Los estados más ricos con grandes recursos en energía renovable están presionando para que se reduzcan más las emisiones, pero los países con gran consumo de carbón, como Polonia y la República Checa, temen las consecuencias económicas de objetivos más estrictos.

Dada su sensibilidad política, es probable que los jefes de gobierno decidan su posición sobre el objetivo de 2030 por unanimidad, lo que significa que un solo país podría bloquearlo.

Con información de Reuters.

También lee: Groenlandia perderá más hielo en este siglo que en los últimos 12,000 años



En Vivo