Banco Azteca ‘dispersará’ 31 mdd de programas sociales de AMLO en Honduras

De acuerdo con una investigación de Proceso, la encargada de operar la distribución de los recursos en Honduras es Viviana Bueso, cuñada del canciller mexicano Marcelo Ebrard.

30
Apoyo programas sociales en Honduras.
Foto: TBIT/Pixabay,

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y el Banco del Bienestar celebraron un convenio con Banco Azteca el pasado 11 de mayo, para que la empresa distribuya 31 millones de dólares del gobierno de Andrés Manuel López Obrador a los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro en Honduras, dice un reportaje de la revista Proceso.

De acuerdo con la investigación, la encargada de operar la distribución de los recursos en ese país es Viviana Bueso, cuñada del canciller mexicano Marcelo Ebrard, quien fue reclutada unos meses antes por Ricardo Salinas Pliego como gerente de Banco Azteca en la nación centroamericana. Su hermana, Rosalinda Bueso Asfura, está casada con el canciller desde 2011.

Te recomendamos: Costo de consulta para enjuiciar a expresidentes es 116% más cara que el avión presidencial

Según su perfil de LinkedIn, dice el documento, Viviana Bueso fue reclutada por Grupo Salinas en febrero de 2019 –solamente tres meses después de la toma de posesión del gobierno actual–, y apenas en octubre siguiente fue elevada al cargo de Gerente General de Banco Azteca Honduras.

“En mayo pasado, la mujer viajó a la Ciudad de México y firmó dos convenios con la Cancillería y el Banco del Bienestar en representación de Banco Azteca: el primero era un ‘convenio de confidencialidad’ –para reservar ‘toda aquella información a la que se tiene acceso en forma directa o indirecta, relacionada con aspectos comerciales, financieros, técnicos, operativos, legales, de logística’ –; el segundo era el ‘convenio en materia de transferencia y administración de recursos’, que planteaba la dispersión del dinero de los programas sociales”, dice el reportaje.

De acuerdo con estos convenios –que tiene Proceso–, los recursos provienen del “Fondo México”, un fideicomiso controlado por Ebrard y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), un organismo desconcentrado de la Cancillería dirigido por Laura Elena Carrillo Cubilla, una incondicional del canciller y de su proyecto político: ser presidente después de López Obrador.

También lee: López Obrador, el nuevo líder autoritario de América Latina: Financial Times



En Vivo