Pacientes de COVID pueden tener infecciones intestinales prolongadas: estudio

Tras abandonar las vías respiratorias, el virus puede continuar infectando y replicándose en el tracto digestivo, revela estudio

13
Pacientes de COVID pueden tener infecciones intestinales prolongadas: estudio
Pexeler/Ilustrativa

Investigadores de la Universidad de Hong Kong llevaron a cabo un estudio que reveló que los pacientes con COVID-19 podrían presentar infecciones intestinales prolongadas, incluso sin presentar síntomas.

El estudio indica que el virus, tras abandonar las vías respiratorias, puede continuar infectando el tracto digestivo, por lo que a pesar de no presentar síntomas intestinales, los pacientes de COVID-19 sí padecen infecciones viral-intestinales activas y pueden ser prolongadas.

Los investigadores indicaron que además de las gotas de saliva como vía de contagio, las heces juegan un papel muy importante en la transmisión del virus.

Infecciones intestinales prolongadas

La investigación fue difundida en la revista médica GUT y refiere que un estudio del mes de febrero arrojó que: de 73 pacientes positivos a COVID-19, la mitad dieron positivo tras un análisis de sus heces.

Realizaron muestras de las heces de 15 pacientes con COVID-19, en 7 de esos 15 pacientes se encontró una infección intestinal activa a pesar de no presentar náuseas, diarrea u otros síntomas.

Cabe mencionar que a los viajeros del aeropuertos la Universidad de Hong Kong les ofrecen pruebas fecales desde finales del mes de marzo, y fue mediante ese método que se identificó a seis niños infectados.

Incluso, algunos pacientes que tenían en su poder pruebas negativas respiratorias para COVID-19 dieron positivo tras el análisis de sus heces.

TE PUEDE INTERESAR: El coronavirus puede vivir hasta 14 días en el refrigerador

Así, tras abandonar las vías respiratorias, el virus puede continuar infectando y replicándose en el tracto digestivo.

Estos hallazgos, que fueron publicados en la revista médica GUT, tienen implicaciones para identificar y tratar algunos casos, según mencionaron los científicos a cargo del estudio.

Para realizarlo, los investigadores estudiaron muestras de heces de 15 pacientes con COVID, con la intención de entender el comportamiento en el tracto intestinal y en 7 de ellos, hallaron una infección intestinal activa, pese a que no presentaban náuseas, diarrea u otros síntomas digestivos.

Tres de estos pacientes continuaron mostrando infección viral activa, en las heces, seis días después de que sus muestras respiratorias dieran negativo a COVID-19.

Se precisó que las bacterias intestinales de los pacientes más infecciosos, mostraron una pérdida de microbios protectores y una proliferación de los causantes de enfermedades.

En un comunicado, el director asociado del Centro de Investigación de Microbiota Intestinal se la universidad, Siew Chien Ng, señaló la relevancia del hallazgo y se “destaca la importancia del coronavirus a largo plazo y la vigilancia de la salud y la amenaza de posibles transmisiones virales fecal-orales”.

“La prueba de heces es precisa y segura, lo que la hace adecuada y más eficaz para la detección de COVID-19 en grupos específicos de personas”, dijo Francis KL Chan.

TE PUEDE INTERESAR: Centro de la CDMX vuelve a la normalidad: reabre al 100% con todo y ambulantes



En Vivo