Pulque de cempasúchil une a vivos y muertos en México

La flor de cempasúchil que cada Día de Muertos sirve de guía a los difuntos para que puedan reunirse con su familia también sirve para pulque.

11
Pulque de cempasúchil une a vivos y muertos en México
Foto: EFE

El amarillo de la flor de cempasúchil que cada Día de Muertos sirve de guía a los difuntos en México para que puedan reunirse con su familia en el mundo de los vivos, también sirve para elaborar un tipo de pulque exclusivo de esta temporada.

Detrás de la barra de la pulquería El templo de Diana, lugar icónico de esta bebida alcohólica fermentada, el gerente Ulises Rosas podría confundirse con un florista al pasar gran parte de su tiempo tallando ramos.

“Primero escogemos la flor, que esté fresca. Se limpia la flor y se le hace un corte especial, porque no toda la flor se ocupa”, explica, como si enseñara a hacer un ramo cuando en realidad está revelando el inicio de la receta del pulque de cempasúchil.

Un pulque renovado

Una vez metidos los pétalos en la licuadora, Rosas agrega un poco de pulque y una “receta secreta” para regalar el paladar de sus clientes con esta revisión de la tradicional bebida mexicana.

El pulque, bebida prehispánica elaborada a partir del agave, se consume principalmente en el centro y sur del país, con una graduación alcohólica que entre el 4 % y el 6 %.

Pulque de cempasúchil une a vivos y muertos en México
Foto: EFE

La receta especial de Día de Muertos es un éxito: no hay ninguna mesa, ni de parroquianos habituales ni de curiosos, sobre la que no descanse al menos una jarra de pulque anaranjado. Ese es el color predominante en el local, desde la entrada hasta la rocola del fondo.

“(Los clientes) lo piden muchísimo. Desde que empieza la flor, a principios de octubre, y que dura hasta principios de diciembre, toda esa temporada la mayoría de la gente que viene es por pura flor de cempasúchil”, confirma el gerente.

Unión de tradiciones

En la tradición, el cempasúchil no va en el vaso de los vivos, sino el altar de muertos que cada familia y cada local pone para esperar a sus difuntos en la celebración del Día de Muertos del 1 y 2 de noviembre, con la esperanza de que vuelvan a este mundo temporalmente y pasen un buen rato.

Y de ahí surgió esta nueva bebida, confirma Rosas, ya que hace “aproximadamente 16 años” se empezó a “experimentar” con elementos del altar como frutas y flores para conseguir una nueva receta del tradicional curado, lo que resultó en el pulque de la flor de cempasúchil.

“La unión es que (el cempasúchil) ahora no es nada más de los muertos, sino que atrae también a los vivos. Les da nuestro sabor para que estemos en convivencia con nuestros muertos y nuestros antepasados”, cuenta.

2020 extraño

“Está padre, porque es algo de temporada. No es algo que se pueda tener todo el año. Y ahora que lo probé por primera vez creo que está muy ‘cool’ que por estas fechas se puedan aprovechar este tipo de recetas”, asegura Julio, un veinteañero, junto con un amigo.

Los dos comparten una opinión: es la primera pero no la última vez que tomarán pulque de cempasúchil. “Cumplió mis expectativas, completamente. Es muy rico”, recalca Julio, que ya ha puesto la ofrenda en su casa: “Se pueden mezclar (las tradiciones), siempre y cuando no se pierda la verdadera esencia”.

Pulque de cempasúchil une a vivos y muertos en México
Foto: EFE

El evocar a los muertos es algo arraigado en la cultura de México y las nuevas formas van al alza particularmente este año, en medio de la pandemia del coronavirus o Covid-19 que ha dejado cerca de 910,000 contagiados y más de 90,000 muertos.

Debido a la Covid-19, los panteones del país permanezcan cerrados por las festividades de Muertos, del 31 de octubre al 2 de noviembre.

Te puede interesar: López Obrador decretará luto nacional en Día de Muertos por decesos de Covid-19

Con información de EFE



En Vivo