G20 respalda que conversaciones sobre impuestos globales terminen en 2021

Los ministros de finanzas del grupo apoyan que la actualización de normas fiscales internacionales concluyan hasta mediados del próximo año.

11
Economía mundial.
Foto: Pexels/Pixabay.

Los ministros de finanzas del G20 apoyan concluir las conversaciones mundiales para actualizar las normas fiscales internacionales a la era del comercio digital a mediados de 2021, de acuerdo con un borrador de comunicado al que la agencia Reuters tuvo acceso.

Cerca de 140 países acordaron el pasado viernes que necesitarían extender las conversaciones más allá de la fecha límite de 2020, que no se cumplió debido al brote de la pandemia por Covid-19 y a las dudas de Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre.

Los ministros de finanzas del G20, que se reunieron a través de una conferencia virtual, dijeron que los planes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para una importante revisión de las reglas de impuestos transfronterizos ofrecían una “base sólida para un futuro acuerdo sobre una solución global y basada en el consenso”.

“Seguimos comprometidos a seguir avanzando en ambos pilares e instamos al Marco Inclusivo del G20/OCDE (…) a abordar los temas restantes para alcanzar una solución global y basada en el consenso a mediados de 2021″, añadieron en el borrador de la declaración.

La semana pasada más de 130 países acordaron un plan para introducir reglas globales de impuesto corporativo que serán discutidas por los ministros de hacienda del G20.

“Con un acuerdo unánime sobre un plan para reformar el código global de impuestos corporativos hemos dado un gran paso adelante”, dijo el ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz.

“Esta es una señal positiva y estoy seguro que para el verano del próximo año podremos alcanzar un acuerdo final sobre este plan de reforma”.

La OCDE ha estado elaborando normas para hacer que las empresas digitales paguen impuestos en los lugares donde hacen negocios, en vez de donde inscriben a sus filiales, lo que podría aumentar los ingresos fiscales nacionales en unos 100,000 millones de dólares al año, según estimaciones de la organización.

Sin embargo, la recesión provocada por el coronavirus en muchos países industrializados ha puesto en duda el objetivo de la OCDE de llegar a un acuerdo entre más de 130 países este año.

Con información de Reuters.

También te puede interesar: G-20 evalúa ampliar 6 meses el alivio de deuda a países pobres



En Vivo