5 formas en las que la elección presidencial de EU puede afectar a las bolsas

Estos son los asuntos que los inversionistas consideran importantes para el movimiento en los mercados de valores.

9
Wall Street
Reuters

La próxima elección presidencial en Estados Unidos será probablemente un importante catalizador de movimientos en los mercado de valores en los próximos meses, puesto que los inversionistas están considerando las probabilidades de un voto impugnado y de las políticas que siga el posible ganador.

A continuación, cinco asuntos que los inversionistas consideran importantes para el precio de los activos.

1. Una elección en orden

El presidente republicano Donald Trump ha cuestionado la validez de los votos por correo, lo que ha provocado el temor a que los resultados en uno o más estados se decidan en tribunales.

Trump no quiso comprometerse a aceptar los resultados durante el primer debate presidencial, repitiendo su infundada queja de que los votos por correo provocarían un fraude electoral. Eso ha reforzado el argumento de inversionistas que apuestan a que los mercados se mantendrán volátiles después del día de las elecciones presidenciales, el próximo 3 de noviembre.

“A la gente le gustaría tener la certeza, lo antes posible, de qué camino se va a seguir”, dijo Esty Dwek, jefe de estrategia de mercado global de Natixis Investment Managers.

Un informe de BNP Paribas estimó que las posibilidades de un resultado electoral controvertido se sitúan entre el 7% y el 10%, mientras que asignó solo un 1% de posibilidad a una crisis constitucional que la Corte Suprema no pueda evitar.

2. Impuestos

Los temores a un aumento de los impuestos en un gobierno de Biden podrían afectar a las grandes acciones de tecnología que han liderado el repunte del mercado este año, si los inversionistas buscan recoger ganancias antes de que se produzca el alza, dijo Eddie Perkin, director de inversiones de capital de Eaton Vance.

Al mismo tiempo, las empresas podrían intentar emitir dividendos especiales de una sola vez para devolver el efectivo a los accionistas antes de que los impuestos a la renta aumenten.

El gerente del fondo de cobertura J. Daniel Plants, que dirige Voce Capital Management, expresó su preocupación de que las tasas de impuestos más altas ahoguen el crecimiento económico y reduzcan las ganancias netas después de impuestos de las empresas, haciendo que “un mercado ya caro parezca aún más caro”.

“Simplemente, no es el momento de realizar estos experimentos con la economía tambaleándose y el panorama tan incierto”, dijo.

Los analistas de Goldman Sachs tienen una visión más optimista, pronosticando que el plan de Biden probablemente reducirá solo un 4% de las ganancias esperadas del S&P 500 para 2024.

3. Conflicto entre EU y China

En un segundo mandato de Trump probablemente continuaría el enfrentamiento con China, con mayores aranceles y restricciones al comercio y la inversión, escribieron analistas de Moody’s Analytics.

El grupo ve una probabilidad de un 40% de que Biden gane la presidencia con un Senado republicano y una Cámara de Representantes demócrata, comparado con un 35% de probabilidad de que Trump sea reelegido con la misma combinación.

Algunos inversionistas creen que las políticas de Biden hacia China difícilmente difieran sustancialmente de las de Trump.

“Hay una percepción de que Biden sería mejor en China, pero podría ser simplemente diferente. No tendría los tuits (de Trump), pero tendría una coalición occidental tratando de controlar el ascenso de China”, dijo Dwek.

4. Respuesta al coronavirus

Las muertes en Estados Unidos relacionadas con el coronavirus están ahora por encima de las 206,000, por mucho el número más alto de cualquier país.

La recuperación total de la economía de Estados Unidos depende de un avance en la vacuna o de la adopción generalizada del uso de cubrebocas y otras medidas de contención del virus, dijo Perkin de Eaton Vance.

5. Más apoyo fiscal

La reciente muerte de la jueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg ha debilitado las esperanzas de que el Congreso apruebe un proyecto de ley de estímulo económico antes de las elecciones de noviembre, otro factor que ha pesado sobre las acciones durante un septiembre volátil.

Moody’s Analytics cree que la economía volvería al pleno empleo en la segunda mitad de 2022 bajo el mandato de Biden, y en la primera mitad de 2024 durante un segundo gobierno de Trump, en gran parte debido a las políticas fiscales más expansivas del retador.

Con información de Reuters.

También te puede interesar: Economía de EU tiene su peor caída en 73 años



En Vivo