A pesar de la pandemia, cuenta corriente de México registra superávit de 5 mdd: Banxico

El banco central destacó que pese a la afectación en la economía global, el envío de remesas al país durante el segundo trimestre del año presentó un crecimiento anual de 4.1%

20
Remesas y dólares
Pexels

La cuenta corriente de México registró un superávit de cinco millones de dólares (mdd) durante el segundo trimestre del año, informó el Banco de México (Banxico).

Esta ganancia fue el resultado de créditos por 88 mil 654 mdd y de débitos por 88 mil 649 mdd, según el reporte del banco central mexicano.

“El entorno internacional que México enfrentó durante el segundo trimestre de 2020 destaca por el profundo impacto que tuvieron la pandemia del Covid-19 y las medidas adoptadas para evitar su propagación sobre la actividad económica global“, explicó el banco central.

Banxico también señaló que la reducción anual del saldo de la cuenta corriente en el segundo trimestre del año fue resultado de una disminución del superávit de la balanza de mercancías no petroleras y de una ampliación del déficit de la balanza de servicios.

Ello fue contrarrestado parcialmente por una reducción de los déficits de la balanza de ingreso primario y de la balanza comercial petrolera.

“A pesar de las afectaciones sobre la economía global, el envío de remesas al país ha mostrado resiliencia, resultando incluso en un saldo de la balanza de ingreso secundario ligeramente superior al observado en el mismo trimestre de 2019”, señala el documento.

Durante el segundo trimestre de 2020 las remesas sumaron 9 mil 892 millones de dólares, lo que significó un crecimiento anual de 4.1%

Dicho reporte, en el que se contabilizan las transacciones internacionales de México con el resto del mundo, manifiesta que el saldo positivo de la cuenta corriente representó el 0.0% del Producto Interno Bruto (PIB), frente al superávit de 1.4% del mismo periodo en el año anterior.

Lo anterior significa que los principales componentes de la balanza de pagos como la entrada y salida de mercancías, flujos de divisas, inversión extranjera, entre otros, aún presentaron signos de deterioro debido a la recesión global, la incertidumbre y tensiones comerciales.

El banco central también señaló que en marzo de este año México enfrentó un incremento considerable en la aversión al riesgo global, la caída en los precios del petróleo y reducciones en la calificación soberana y de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo cual generó aumentos importantes en las primas de riesgo en un plazo muy corto, así como una depreciación significativa del peso.

Sin embargo, desde finales de ese mes y durante el segundo trimestre del año los precios de los activos financieros en México iniciaron una recuperación alineada con el comportamiento positivo de los mercados internacionales y con las medidas adoptadas para preservar el funcionamiento ordenado de estos.

A pesar de dicha recuperación, Banxico agregó que los mercados financieros no han alcanzado las condiciones previas a la emergencia sanitaria derivada del Covid-19, al mismo tiempo que destaca “la incertidumbre ante los riesgos asociados a la pandemia y a la persistencia de factores de riesgo relacionados con la posición fiscal del país y la calificación crediticia de la deuda soberana de Pemex, entre otros”.

Te recomendamos: Inflación interanual se ubica en 3.99% en primera quincena de agosto: INEGI



En Vivo