Estas son tres buenas prácticas para mantener el desarrollo de tu negocio

Contar con salud económica y proyectar estrategias a mediano y largo plazo te permitirá alcanzar tus metas.

20
Mantener un negocio.
Foto: StartupStockPhotos/Pixabay.

Mantener un negocio en estos tiempos de crisis socioeconómica provocada por la pandemia del Covid-19 se vuelve una tarea sumamente difícil.

“La estructura financiera de la empresa es fundamental para alcanzar cada uno de tus objetivos. Contar con salud económica y proyectar estrategias a mediano y largo plazo te permitirá desarrollar tus procesos, alcanzar tus metas y crecer en el complejo mercado actual”, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Emprendedores (ASEM).

Para la ASEM, alcanzar una tendencia de desarrollo sostenido para tu negocio no implica únicamente contar con productos de primera calidad y estándares de venta de excelencia, también es fundamental tener buenas prácticas.

Te recomendamos: ASEM lanza el ‘Manual Legal del Emprendedor’

Estas son 3 sugerencias de la ASEM para tener un desarrollo sostenido de tu negocio.

  1. Haz un plan de viabilidad

Analiza la estructura de tu capital. Define prioridades con base en la información financiera de tu empresa, te proporcionará claridad acerca de la situación en el mercado y facilitará la toma de decisiones.

Planifica tus recursos. Detalla la proyección de tu empresa a mediano y largo plazos, establece prioridades y detecta áreas de oportunidad para desarrollarte integralmente.

  1. Analiza tu situación financiera

Elabora informes económico-financieros periódicos. Te permitirá estar al tanto de la situación de tu empresa en un punto específico o en una proyección temporal y facilitará las decisiones estratégicas que tomes.

Asesórate con especialistas. Recurrir a consultores de tu segmento asegurará que diversos aspectos puntuales de la gestión y administración de tus recursos sean los óptimos, no dudes en invertir y especializa a tu negocio.

  1. Equilibra el flujo de cobros y pagos

Establece una temporalidad fija de cobros y pagos. Una de las situaciones más complejas para tu negocio es equilibrar tus cobros y pagos para mantener una liquidez balanceada que te permita aprovechar oportunidades.

Lleva a cabo un plan de contingencia. Una de las formas más eficientes de mantener un balance estable es diseñar un plan que contemple ciertas variables y variantes dentro de tu esquema financiero.

Finalmente, mantente fiel al plan de viabilidad que realizaste, de ese modo tendrás la seguridad de que tus procesos cuentan con un respaldo y estructura adecuados.

También lee: Lanzan programa para diversificar la inclusión financiera



En Vivo