Aprende a leer tu estado de cuenta para tener finanzas sanas

En un estado de cuenta generalmente nos centramos en la cantidad a pagar y dejamos de lado el resto de la información.

7
Revisar estado de cuenta.
Foto: rupixen/Pexels.

Mantener finanzas sanas es un trabajo de todos los días y tiene que ver con diferentes factores, uno de ellos podría ser revisar y entender los estados de cuenta de la tarjeta de crédito.

De acuerdo con Citibanamex, en un estado de cuenta generalmente nos centramos en la cantidad a pagar y dejamos de lado el resto de la información, la cual puede ser muy importante en la construcción del historial crediticio.

Esta es una guía de Citibanamex para saber en que consiste cada uno de los ítems que contiene un estado de cuenta.

Te recomendamos: ¿Quieres ahorrar? Te damos 5 tips para lograrlo en tiempos de coronavirus

Fecha de corte. Se refiere al día del periodo que el banco emisor de la tarjeta marca como el fin de un periodo de registro de cada una de las actividades y movimientos realizados en tu cuenta. Y al mismo tiempo, establece el inicio del siguiente periodo que se reflejará en tu estado de cuenta (siempre es el mismo día de cada mes). A partir de tu fecha de corte, el banco te otorga hasta 20 días naturales para pagar la totalidad de los gastos realizados sin cargo de intereses o una parcialidad.

Límite de crédito. Es la cantidad máxima de la que dispones para hacer consumos (cantidad establecida por el banco cuando te aprobó tu tarjeta de crédito).

Cada banco tiene políticas distintas para establecer el límite de crédito; sin embargo, algunos factores comunes son:

Ingresos comprobables.

  • Historial crediticio (tarjetas que tienes o has tenido).
  • Comportamiento crediticio (cómo gastas y cómo pagas).
  • Deudas actuales (otros plásticos y préstamos).

Y tal vez te preguntes, una vez fijado el límite, ¿se puede cambiar? La respuesta es, sí. Se puede cambiar, tanto para establecer un límite más bajo, como para incrementarlo. En el primer caso, sólo debes solicitarlo a tu banco, en el segundo existen dos formas de conseguirlo:

  • Comunicándote al banco en el que adquiriste tu plástico para que evalúen tu petición (revisarán el tiempo que tienes con su producto, el uso que le has dado y tu historial crediticio actualizado).
  • Recibiendo una llamada del banco, en la que te ofrezcan una extensión en el límite del crédito, por lo que en este caso la decisión final depende de ti.

Saldo al corte. Monto total que adeudas a la institución bancaria emisora del plástico, incluyendo intereses, IVA y cualquier otro cargo realizado en el periodo que contempla tu estado de cuenta. Este no incluye las compras hechas después de tu última fecha de corte, las cuales se expresan como ”saldo actual”.

Si realizaste una compra a meses sin intereses, la cantidad que acuerdes se cargará cada mes, se incluirá como pagos diferidos en el apartado de ”pago para no generar intereses”.

Cuenta normal. Es la explicación a detalle de cada uno de los movimientos que realizaste durante el período; en caso de tener una tarjeta adicional, se muestra el desglose de información general detallada de ambos plásticos.

Promociones. Aquí se incluye el detalle de compras realizadas bajo el esquema de meses sin intereses o cualquier otra promoción que tu banco te haya otorgado.

CAT. Es la abreviatura de Costo Anual Total. Entender que es el CAT y cómo impacta el monto de tu deuda, es muy importante, pues indica el costo que deberás pagar durante un año, sin considerar el IVA de las comisiones ni de los intereses. Este indicador permite efectuar comparaciones entre las diferentes ofertas crediticias (expresado en términos anuales), con el objetivo de que tomes las mejores decisiones, respecto al costo de financiamiento.

El CAT se calcula con una metodología establecida por el Banco de México, con base a lo que recibes y pagas por el crédito.

Fecha límite de pago. Es uno de los renglones más importantes en tu estado de cuenta. Es la fecha máxima de cada mes para liquidar el saldo de tu tarjeta de crédito o una parcialidad igual o superior al pago mínimo sugerido por el banco, y es el día que se toma como referencia para marcar tu pago como puntual y sumar puntos a tu historial crediticio.

Esta fecha se determina una vez establecida tu fecha de corte, a partir de la que tienes generalmente 20 días para pagar sin que te cobren intereses. En caso de que uses tu plástico entre la fecha de corte y la de pago, ese monto se reflejará en tu cuenta del próximo mes.

Pago para no generar intereses. Es la cantidad exacta de los consumos realizados durante el mes anterior (entre las fechas de corte), incluye el total de cargos en la cuenta normal y los pagos de las promociones a meses sin intereses que hayas tomado en el periodo.

Te recomendamos tratar de liquidar este monto en su totalidad (o la mayor cantidad posible), para no pagar o pagar la menor cantidad de intereses, y sumar puntos a tu historial como acreedor confiable.

Pago Parcial y Pago mínimo. El emisor de tu Tarjeta de Crédito, te ofrece dos opciones (adicionales al Pago Total) para cancelar parcialmente los cargos realizados durante el mes, ambas implican el uso de la línea de crédito asociada a tu tarjeta y el cargo de intereses:

Realizar el pago de una cantidad menor al total de gastos realizados (Pago Parcial), con lo que la diferencia entre lo cargado y pagado, se restará a tu línea de crédito; a este monto se le sumarán intereses, y ambos se reflejarán como deuda en tu próximo estado de cuenta.

Abonar sólo el Pago Mínimo; es decir, la cantidad mínima que la entidad financiera te sugiere pagar como titular de la Tarjeta de Crédito en cada periodo y que una vez cubierta, te permitirá mostrar que el financiamiento se considere como parte de tu línea crediticia. Aunque es un opción que parece atractiva, solo hay que considerar que en esta modalidad los intereses se sumarán mes a mes a tu cuenta.

También lee: Lanzan programa para diversificar la inclusión financiera



En Vivo