Acciones de Boeing suben en Wall Street tras reautorización del 737 MAX

Las acciones de Boeing en Wall Street subieron con fuerza luego de que la FAA estadounidense avaló que su modelo 737 MAX regrese volar.

9
Acciones de Boeing suben en Wall Street tras reautorización del 737 MAX
Foto: Twitter/@Boeing

Las acciones del gigante aeronáutico Boeing subieron este miércoles con fuerza en Wall Street, luego de que la Administración Federal Aérea (FAA, en inglés) de Estados Unidos dio el visto bueno para que su modelo 737 MAX regrese volar con pasajeros.

El 737 MAX fue protagonista de dos accidentes que dejaron el saldo de 346 muertos en Indonesia y Etiopía, además de que fue vetado en 2019 y ha sido objeto de un largo proceso de estudio y rediseño.

Media hora después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, las acciones de Boeing ganaban 3.82 % y lideraban con claridad las ganancias entre los treinta valores del Dow Jones de Industriales.

Los títulos de la empresa iniciaron la sesión con subidas todavía mayores, aunque éstas no duraron por mucho tiempo.

Boeing ha vivido una prolongada crisis por los accidentes del 737 MAX, su modelo más vendido, que le costaron cerca de los 20,000 millones de dólares, incluida la compensación que debe pagar a las víctimas y a las aerolíneas.

Como consecuencia, el gigante estadounidense Boeing perdió una parte importante de su valor en la bolsa.

Boeing pierde 3,453 mdd y prevé más despidos

En marzo de 2019, antes de que se prohibieran los vuelos de los 737 MAX, las acciones de Boeing llegaron a cotizar a un precio de 440 dólares, mientras que ahora, pese a los últimos avances, están por debajo de los 220 dólares.

Boeing, al igual que sus rivales, también fue golpeada por la pandemia del coronavirus o Covid-19, que llevó a muchas aerolíneas a cancelar pedidos de aviones para pasajeros, incluidos algunos de los miles de 737 MAX que la empresa tenía previsto fabricar.

La investigación sobre el modelo 737 MAX halló que debido un fallo técnico, los sistemas de seguridad diseñados para evitar un ascenso demasiado rápido del avión se comportaron de forma indebida, causando descensos precipitados que no pudieron ser controlados por los pilotos y que desembocaron en los accidentes fatales.

Según la FAA, que ha trabajado con Boeing para remediar los problemas, “el diseño y certificación de esta aeronave incluyó un nivel sin precedentes de colaboración y revisiones independientes de autoridades aéreas de todo el mundo”.

La institución estadounidense subrayó que los cambios de diseño, así como “las modificaciones a los procedimientos y entrenamientos de la tripulación, darán confianza a todos los reguladores para aprobar el avión como seguro para volar en sus respectivos países y regiones”.

Con información de EFE



En Vivo