Petrobras pone a la venta 50% de su participación en 4 campos de producción

Estos campos de producción petrolera se encuentran en el presal, que es el horizonte de explotación en aguas muy profundas del océano Atlántico.

11
Demanda global de petróleo alcanzará su máximo en 2028: estudio
Foto: drpepperscott230/Pixabay.

La estatal brasileña Petrobras anunció que pondrá a la venta el 50% de su participación en cuatro de los codiciados campos de producción petrolera que posee en aguas profundas, iniciativa que se enmarca dentro del plan de desinversiones que adelanta la mayor compañía de Brasil.

Se trata de los campos que conforman el Polo Marlim -Marlim, Voador, Marlim Leste y Marlim Sul- ubicados en la cuenca de Campos, en el litoral de Río de Janeiro y que, juntos, suman una producción diaria de 217,000 barriles de petróleo por día (bpd) y más de 3.5 millones de metros cúbicos diarios de gas.

Actualmente, Petrobras es el operador total de los cuatro campos y entre las condiciones del negocio está previsto que la estatal brasileña continúe ejerciendo esa labor.

El Polo Marlim está localizado en la cuenca de Campos y los campos ofrecidos se encuentran ubicados entre los 400 y los 2,500 metros de profundidad en las codiciadas áreas marinas del presal.

El presal es el horizonte de explotación en aguas muy profundas del océano Atlántico, por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor y cuyas gigantescas reservas pueden convertir a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales de petróleo.

Te recomendamos: Reducen a 2.2 millones de barriles diarios producción de petróleo para 2024

La cuenca de Campos es una de las más prolíficas de Petrobras, y la venta del Polo Marlim “está lejos” de ser una movida para que Petrobras la abandone, según dijo Carlos José Travassos, gerente ejecutivo de Aguas Profundas de la estatal, citado en un comunicado.

Como ejemplo, el ejecutivo mencionó el proyecto de revitalización del Polo que abarca la interconexión de más de cien pozos a los sistemas que ya están en operación.

“Este es un requisito fundamental para la continuidad de nuestras operaciones en escenarios más desafiantes. Es solo una parte del plan de renovación ya en marcha de la Cuenca de Campos, que cubre la campaña exploratoria de los 14 bloques adquiridos entre 2017 y 2019 y ocupan un área prácticamente con la extensión de una nueva cuenca de Campos”, aseguró.

Petrobras, la mayor empresa de Brasil y con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, está inmersa desde hace varios años en un ambicioso programa de venta de activos, a fin de revertir la severa crisis económica en la que se vio envuelta por los escándalos de corrupción investigados por la Lava Jato y la caída en los precios del petróleo.

La petrolera brasileña planea acelerar su programa de desinversiones en los próximos meses tras la casi total paralización de las ventas este año como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La mayor empresa de Brasil solo obtuvo 1,000 millones de dólares durante los primeros nueves meses del año por la venta de activos que estaban en su lista de desinversiones, un valor ínfimo para la meta que pretende alcanzar entre 2020 y 2024, en la que la compañía aspira a deshacerse de activos no estratégicos por entre 20,000 y 30,000 millones de dólares.

Con información de EFE

También lee: Demanda global de petróleo alcanzará su máximo en 2028: estudio



En Vivo