Corte de EU aprueba financiamiento a Aeroméxico por 1,000 mdd

El plan de rescate fue autorizado por parte de una corte estadounidense para el distrito sur de Nueva York.

28
Aeroméxico plan de rescate.
Foto:@Aeromexico.

Grupo Aeroméxico anunció que le fue autorizado un plan de rescate por hasta 1,000 millones de dólares (mdd), el cual le permitirá mantener la liquidez durante su actual reestructuración.

El plan de rescate fue autorizado por parte de una corte estadounidense para el distrito sur de Nueva York.

En ese sentido, Grupo Aeroméxico recibió la aprobación para acceder a los primeros 100 mdd de inversionistas encabezados por Apollo Global Management.

A fines de junio, Aeroméxico comunicó que enfrenta un proceso de reestructura financiera bajo el Capítulo 11 de la ley de quiebras estadunidense.

En términos específicos, el financiamiento preferencial garantizado (o DIP financing, por sus siglas en inglés) le proporcionará a Aeroméxico la liquidez necesaria para cumplir con sus obligaciones futuras “de manera oportuna y ordenada”, de acuerdo con un comunicado que emitió esta empresa a la Bolsa Mexicana de Valores.

Te recomendamos: Apple se convierte en la primera empresa en superar los 2 billones de dólares

El financiamiento aún está sujeto a una aprobación final en septiembre y el monto de dinero no se utilizará de una sola vez, pues se repartiría en dos tramos de 200 mdd y 800 mdd.

Esta autorización preliminar tiene otro lado positivo, pues la jueza Shelley C. Chapman también aprobó el acuerdo con los tenedores de certificados bursátiles para que éstos no cobren obligaciones financieras al menos 12 meses. Otro respiro para la aerolínea.

Aunque también hay algunas condiciones para Aeroméxico, ya que debe formar un Convenio de Apoyo de Accionistas con la mayoría de ellos, que representen aproximadamente 75% de su capital social —incluyendo Delta Air Lines—, “en el que voten a favor de un aumento de capital social para llevar a cabo, en su caso, la conversión del Tramo 2 del DIP Financing”.

Para que esto se cumpla, debe renunciar a sus respectivos “derechos de preferencia” para suscribir dicho aumento, y no deberá vender sus acciones durante el proceso de reestructura. Algo que al final no es tan “costoso”.

“Se anticipa que con el aumento de capital social, dichos accionistas, al no ejercer su derecho de preferencia, serán diluidos, por lo que su participación remanente podrá ser muy limitada”, explicó Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, citado en el comunicado.

Con información de México Travel Channel. 

También lee: CCE se une a campaña de ONU Mujeres para alcanzar igualdad de género



En Vivo